Bandas organizadas modernas

¿Qué es el crimen organizado?

El crimen organizado es un término que se utiliza para describir cualquier tipo de grupo o red de personas que colaboran estratégicamente para cometer fraudes, extorsiones u otras actividades ilegales. El objetivo principal de este tipo de grupos es la obtención de dinero, aunque mantener el poder y tener la capacidad de controlar tanto a las personas como las circunstancias suele ser también un aspecto importante. La Mafia italiana es uno de los círculos delictivos internacionales más conocidos y se ha glorificado en numerosas adaptaciones cinematográficas, televisivas y literarias. Aunque este grupo es uno de los más antiguos, no es ni mucho menos el único ejemplo. El crimen organizado moderno puede surgir en cualquier lugar, y es tan común en Italia como en Europa del Este, Asia y África. Sus miembros pueden dedicarse a cualquier cosa, desde el préstamo de dinero y la usura hasta la ciberdelincuencia, el tráfico de drogas y la trata de personas. Sus actividades son ilegales en casi todos los países, pero la profundidad de sus redes suele dificultar mucho su persecución. En muchos casos, también basan sus operaciones en países y jurisdicciones con una aplicación de la ley algo laxa, lo que suele dificultar aún más los esfuerzos por acabar con ellos.

Por regla general, las redes de delincuencia organizada están implicadas en muchos tipos diferentes de actividades delictivas que abarcan varios países. Estas actividades pueden incluir el tráfico de personas, drogas, bienes ilícitos y armas, el robo a mano armada, la falsificación y el blanqueo de dinero.

Con ingresos estimados en miles de millones, sus empresas delictivas se asemejan mucho a las de las empresas internacionales legítimas. Tienen modelos operativos, estrategias a largo plazo, jerarquías e incluso alianzas estratégicas, todo ello con el mismo fin: generar el máximo de beneficios con el mínimo de riesgo.

Interpol

¿Cómo funcionan las bandas organizadas modernas?

La estructura del crimen organizado hoy en día es muy diferente a la de hace muchos años. Su poder para el mal es infinitamente mayor. La unidad del crimen organizado solía ser una banda individual formada por un número de matones, cuyas actividades eran obviamente de carácter predatorio. Las bandas individuales solían especializarse en tipos específicos de actividades delictivas, como el robo de nóminas o de bancos, el robo de palomares o cajas fuertes, el hurto de bolsillos, etc. Estas bandas normalmente limitaban sus actividades a determinadas zonas del país o a determinadas comunidades. En ocasiones, sus actividades contaban con la ayuda y la complicidad de las fuerzas del orden. El sheriff corrupto que ayuda a los forajidos es un personaje tan habitual como el intrépido «hombre de la ley» que hace triunfar la justicia.

Durante la prohibición surgieron nuevos tipos de bandas criminales. Los enormes beneficios obtenidos en esa época, junto con el desarrollo de los transportes y las comunicaciones del siglo XX, hicieron posible la existencia de bandas más grandes y mucho más poderosas, que cubrían un territorio mucho mayor. En los últimos 30 años, el crimen organizado ha adquirido nuevas características. Las bandas criminales más peligrosas de hoy en día no son especialistas en un solo tipo de delito depredador, sino que se dedican a muchas y variadas formas de criminalidad. Los grupos criminales de hoy en día tienen un carácter polivalente y se dedican a cualquier tipo de actividad en la que se pueda ganar dinero. La banda moderna, además, no depende para su principal fuente de ingresos de formas de delincuencia francamente depredadoras como el robo, el hurto o el atraco. En cambio, los elementos criminales más peligrosos obtienen la mayor parte de sus ingresos de diversas formas de juego, la venta y distribución de estupefacientes, la prostitución, diversas formas de chantaje empresarial y laboral, prácticas de mercado negro, contrabando en zonas secas, etc.

¿Qué tipo de delitos suelen cometer?

Algunos de los delitos más comunes presentes en este tipo de organizaciones son:   

  • Tráfico de drogas
  • Tráfico de armas de fuego y material militar
  • Tráfico de bienes robados (coches, antigüedades, dispositivos,…)
  • Tráfico ilícito de migrantes
  • Trata de seres humanos (incluida la esclavitud moderna)
  • Explotación sexual de menores
  • Ciberdelincuencia
  • Blanqueo de dinero

¿Cómo funciona una organización desde dentro?

Desde esta perspectiva, los atributos conceptuales clave de la delincuencia organizada son:

  • La interacción continua de un grupo de individuos a lo largo del tiempo.
  • Patrones en esa interacción: rol, estatus y especialización.
  • Patrones de corrupción de funcionarios públicos, de sus agentes y de individuos en posiciones privadas de confianza.
  • El uso o la amenaza del uso de la violencia.
  • Una orientación profesional de por vida entre los participantes.
  • Una visión de la actividad delictiva como instrumental, más que como un fin en sí mismo.
  • Orientación del objetivo hacia la acumulación a largo plazo de capital, influencia, poder y riqueza no gravada.
  • Patrones de actividad delictiva compleja que implican una planificación a largo plazo y múltiples niveles de ejecución y organización.
  • Patrones de operación que son interjurisdiccionales, a menudo de alcance internacional.
  • Utilización de testaferros, amortiguadores y asociados «legítimos».
  • Intentos activos de aislar a los miembros clave de los riesgos de identificación, implicación, detención y enjuiciamiento.
  • Maximización de los beneficios mediante intentos de cartelización o monopolización de mercados, empresas y matrices delictivas.