El psicópata

El psicópata es un libro que presenta de modo claro y exhaustivo la personalidad del psicópata en la sociedad actual. A través de sus páginas llegamos a sentir emociones enfrentadas cuando penetramos en el arte, la familia, los negocios, la política o el crimen de la mano del psicópata: primero sorpresa, admiración, otras muchas veces horror, pero siempre consternación ante sus actos. El lector que se acerque a este trabajo agotará de una sentada el libro y nunca olvidará que los psicópatas pueden saludarle en la oficina o compartir con él su tiempo libre. Y hará bien en inquietarse.

«Los psicópatas son incapaces de establecer relaciones afectivas auténticas»

Desde el punto de vista legal, el psicópata es una persona normal. Sin embargo, en lo personal y afectivo hay varias cosas que le hacen especial. En general, en los psicópatas destaca su incapacidad para establecer relaciones afectivas auténticas, pues no tienen emociones morales como la empatía, la compasión o la responsabilidad. No se relacionan con la gente o si lo hacen, es por un beneficio propio: «Utilizan a las personas como un objeto o como un medio para conseguir un fin», explica. Además, destacan por ser personas que mienten muy bien, manipulan mucho y saben seducir. «Se trata de personas que, claramente, son una amenaza para la convivencia porque son amorales y asociales«, explica Vicente. Uno de los errores más habituales es confundir a un psicópata con un psicótico. Éste es alguien que ha perdido el contacto con la realidad «tiene alucinaciones auditivas o visuales, delirios y creencias absurdas que son irrebatibles».

¿Los psicópatas tienen posibilidad de reinserción?

Esta es una de las cuestiones que más se han debatido en torno a la psicopatía. Vicente explica que técnicamente sí existe la posibilidad de que un psicópata se reinserte, pues se conocen casos de asesinos en serie que estuvieron muchos años matando y luego «se jubilaron». El ejemplo más acertado de esto es el caso del asesino del Estado dorado, que acumulaba un total de 50 violaciones y 12 homicidios, pero dejó de cometer crímenes a principios de los años 90 y fue detenido hace un par de años.

Aunque es técnicamente posible, Vicente insiste en que no es fácil la reinserción de estos individuos porque tienen una tolerancia muy baja a la frustración. «La pregunta que nos tenemos que hacer como sociedad es: ¿cuál es el riesgo que queremos correr?», sostiene.

Cero, R. O. (2021, mayo 31). Vicente Garrido: “Los psicópatas son incapaces de establecer relaciones afectivas auténticas”. OndaCero.