Lombroso, el padre de la Criminología

¿Quién fue Cesare Lombroso?

Cesare Lombroso nació en 1835 en Verona, Italia. Fue un médico italiano que investigó y escribió sobre diversos temas, como las enfermedades mentales, las formas científicas de estudiar los cadáveres y la patología cerebral. Pero su obra más importante, y sin duda la más conocida hoy en día, es el libro «El hombre criminal» («L’Uomo delinquente»). La teoría criminológica de Lombroso sugiere que la criminalidad es hereditaria y que alguien «que ha nacido delincuente» podría ser identificado por su aspecto.

En 1876, Lombroso, propuso la forma atávica como explicación del comportamiento delictivo. Esta explicación se centraba en la noción de que los delincuentes tienen rasgos físicos distintivos. En El hombre criminal («L’Uomo delinquente»), publicado por primera vez en 1876, sugirió que había una clase biológica distinta de personas que eran propensas a la criminalidad. Estas personas presentaban rasgos «atávicos» (es decir, primitivos). Atávico deriva de la palabra «avatus», que significa antepasado en latín. Estos rasgos atávicos, argumentaba, denotaban que los delincuentes se encontraban en un estadio evolutivo más primitivo que los no delincuentes, es decir, eran «retrocesos genéticos». Esto les hacía, según Lombroso, más salvajes, indómitos e incapaces de encajar en la sociedad, por lo que inevitablemente recurrirían a la delincuencia. Esto implicaba que la criminalidad es hereditaria y que podía identificarse por defectos físicos.

Forma atávica

  • Características del ladrón Rostro expresivo, destreza manual y ojos pequeños y desviados.
  • Características del asesino Mirada fría y vidriosa, ojos inyectados en sangre y gran nariz de halcón.
  • Características de los delincuentes sexuales Labios gruesos y orejas de soplillo.
  • Características de las mujeres delincuentes Más bajas y arrugadas, pelo más oscuro y cráneos más pequeños que los de las mujeres «normales».

Lombroso sostenía que los delincuentes no eran culpables de sus actividades delictivas, ya que su comportamiento estaba determinado por su fisiología. Esta teoría estaba influida por la teoría de la evolución de Darwin. (El origen de las especies se publicó en 1859)

Cesare Lombroso es muy importante en la historia de la criminología. Su teoría sobre la clasificación de los delincuentes fue la principal herramienta que se utilizó durante mucho tiempo para trazar el perfil de los mismos. De hecho, algunas de sus ideas siguen siendo objeto de debate.

Cesare Lombroso, la Escuela Positiva y la Escuela Italiana de Criminología

A Cesare Lombroso se le llama a veces «el padre de la criminología moderna», y a menudo se le considera el fundador de la escuela positivista. La escuela positivista utilizaba las mediciones como forma de encontrar pruebas de las causas del comportamiento delictivo. En el caso de Lombroso, eso se hizo con sus mediciones de las características físicas de las personas.

Fue un erudito muy conocido en su época, y muchas personas, tanto de Italia como del extranjero, le visitaron para discutir con él sus ideas e investigaciones. Sin duda, Lombroso no era el único que pensaba que las características físicas estaban relacionadas con el comportamiento delictivo. Tuvo mucha influencia en otros criminólogos italianos (como Ferri y Garofalo) y, en conjunto, estos estudiosos suelen llamarse la Escuela Italiana de Criminología.

Cesare Lombroso no estaba en absoluto de acuerdo con la idea del libre albedrío, es decir, con la idea de que las personas toman decisiones libremente. La filosofía del libre albedrío era importante en la Italia de la época, pero, a diferencia de filósofos como Beccaria y Bentham, Lombroso estaba mucho más interesado en los factores ajenos al libre albedrío de una persona que influyen en el comportamiento, y no era el único.

Era una época de la historia del mundo en la que la teoría evolutiva de Darwin estaba ganando popularidad, y surgía la sociología en la que se pensaba que toda sociedad y todo individuo se veían afectados por fuerzas externas como la guerra y el hambre, y que la riqueza y la clase social afectaban a la forma en que vivíamos nuestras vidas. Esto, por supuesto, desafiaba la idea de que los humanos tienen libre albedrío. En otras palabras, Lombroso no era un fuera de serie, encajaba perfectamente en su época. De hecho, tuvo una influencia significativa en estas ideas.

El legado le Lombroso

Unas décadas después de la teoría de Lombroso, Charles Goring tomó las ideas de Lombroso sobre las diferencias físicas y añadió también las deficiencias mentales. En The English Convict, Goring afirmaba que había diferencias estadísticas en los atributos físicos y en los defectos mentales. La atención a las cualidades mentales dio lugar a un nuevo tipo de positivismo biológico: la Era de la Inteligencia. Alfred Binet, que creó el Test del Cociente de Inteligencia, creía que la inteligencia era dinámica y podía cambiar. Quería identificar a los jóvenes que no rendían bien en la escuela. Desgraciadamente, H.H. Goddard, como muchos estadounidenses de la época, creía que la inteligencia era innata y estática. Es decir, que la inteligencia era fija y no podía cambiar. Goddard realizaba tests de inteligencia para clasificar a las personas y las que obtenían una puntuación demasiado baja eran institucionalizadas, deportadas o esterilizadas. Fue uno de los primeros defensores de la esterilización de los deficientes mentales, especialmente los «imbéciles», que eran lo suficientemente inteligentes como para mezclarse con la población normal. En 1927, el Tribunal Supremo de Estados Unidos, en el caso Buck contra Bell, permitió el uso de la esterilización.

Incluso después de Lombroso, Goring y Goddard, la investigación contemporánea revela que la inteligencia es al menos tan crítica como la raza y la clase social para predecir la delincuencia (Hirschi y Hindelang, 1977). Sin embargo, la forma de medir la inteligencia y de definirla se basa en nuestras suposiciones preconcebidas sobre la inteligencia. Por ejemplo, ¿la inteligencia se hereda? ¿Está relacionada con la cultura dominante? ¿O se basa más en el entorno de la persona? Cada una de ellas tiene al menos algún elemento de verdad.

Los teóricos de la biología moderna han revelado que la biología desempeña un papel en nuestro comportamiento, pero no podemos decir en qué medida ni cómo. Los estudios de gemelos y los estudios de adopción examinaron el debate naturaleza versus crianza. Ambos desempeñan un papel en nuestro comportamiento. Es más bien naturaleza y crianza. Quizá la pregunta debería ser «¿cómo interactúan nuestras diferencias biológicas con nuestras diferencias sociológicas?». No existe un gen de la delincuencia per se, pero algunas variaciones genéticas están correlacionadas con comportamientos antisociales. Sin embargo, las personas con variaciones genéticas no son necesariamente criminales debido a la genética. Aunque pone al individuo en riesgo de padecer esos comportamientos, un entorno afectuoso y solidario suele mitigar el impacto del código genético.

Las causas próximas, como los neurotransmisores, las hormonas, el sistema nervioso central y el sistema nervioso autónomo, también tienen relación con el comportamiento agresivo. Sin embargo, muchas de estas explicaciones tienen varias vías causales posibles. Por ejemplo, sabemos que las personas con mayores niveles de testosterona tienen un comportamiento más agresivo, pero cuando las personas tienen un comportamiento agresivo, sus niveles de testosterona aumentan. No sabemos qué causa qué.

¿Qué pasa con las personalidades criminales? ¿Qué pasa con los sociópatas y los psicópatas? Los Gluecks (1950) determinaron que no había una verdadera personalidad criminal; en su lugar, hay algunas características de personalidad interrelacionadas que se agrupan. Incluso después de realizar pruebas de personalidad a criminales y no criminales, no parece haber ninguna relevancia lógica para entender las causas del crimen. Sin embargo, se han encontrado correlaciones entre ciertos rasgos de personalidad y el comportamiento delictivo. Por ejemplo, la impulsividad, la falta de autocontrol, la incapacidad de aprender del castigo y la baja empatía se han relacionado con comportamientos delictivos.

Por lo tanto, ninguna de estas características de la personalidad es delictiva en sí misma. El verdadero peligro es cuando una persona tiene muchas de estas características de personalidad. Capsi et al. (1994) descubrieron que la restricción y la emocionalidad negativa, dos superrasgos que contienen una serie de características diferentes, eran «robustos correlatos de la delincuencia».

En resumen, los investigadores han podido afirmar que nuestra biología y nuestra personalidad desempeñan un papel en los comportamientos delictivos, pero no podemos decir cuánto ni en qué grado. Las características de nuestro entorno social interactúan con nuestra biología y personalidad. El comportamiento humano es bastante complejo y es difícil determinar la verdadera causalidad de las acciones humanas.

Fuente
Margit. (2019, diciembre 10). Cesare Lombroso, crime, and atavism – criminology web. Criminologyweb.Com. https://criminologyweb.com/cesare-lombroso-theory-of-crime-criminal-man-and-atavism/

Brookes, E. (2021, julio 20). Cesare lombroso: Theory of crime, criminal man, and atavism. Simplypsychology.org. https://www.simplypsychology.org/lombroso-theory-of-crime-criminal-man-and-atavism.html

Fedorek, B. (2019). SOU-CCJ230 introduction to the American criminal justice system. https://openoregon.pressbooks.pub/ccj230/chapter/4-7-biological-and-psychological-positivism/

Investigación criminal

Una investigación criminal se produce tras la comisión de un hecho delictivo, y con ella se busca esclarecer las causas del hecho, recoger pruebas y encontrar a los autores responsables…

Técnica de interrogatorio Reid

La técnica Reid o Entrevista de Análisis de Conducta (BAI)  la describe como una sesión de preguntas y respuestas no acusatorias, que incluye tanto preguntas de investigación estándar como «preguntas…

¿Qué datos personales exponemos en Internet?

Los datos personales son cualquier información relacionada con una persona viva identificada o identificable. También constituyen datos personales distintas informaciones que, reunidas, pueden conducir a la identificación de una persona…

¿Quieres conocer las últimas noticias criminológicas?¡Visita nuestro canal de Telegram para estar informado!