¿Cómo se investigan las causas de un incendio?

La investigación de incendios es una disciplina compleja y especializada que comparte similitudes con la investigación forense de crímenes, pero se distingue por sus únicos desafíos y peligros. Esta disciplina requiere un conocimiento profundo de la ciencia del fuego y una meticulosa atención al detalle para identificar el origen y la causa de los incendios. A continuación, se presenta un análisis detallado y enriquecido sobre este tema, dividido en varias secciones para facilitar su comprensión.

La investigación de incendios comienza una vez que los bomberos han extinguido las llamas. Como en la escena de un crimen, es crucial preservar el sitio y recolectar y analizar las pruebas, aunque esto se realiza bajo condiciones mucho más difíciles y peligrosas. El objetivo es examinar meticulosamente la escena dañada para determinar dónde y cómo comenzó el incendio, y, finalmente, establecer su causa.

Fundamentos de la química y comportamiento del fuego

Naturaleza química del fuego

El fuego resulta de una reacción exotérmica de combustión, liberando calor y luz. Para que ocurra un incendio, son esenciales tres componentes: un combustible, un oxidante (generalmente oxígeno), y suficiente energía térmica. Estos elementos forman el «triángulo del fuego». Además, para una reacción sostenida, se requiere una reacción química en cadena, lo que añade un cuarto elemento, creando el «tetraedro del fuego». La interrupción de cualquiera de estos elementos puede sofocar un fuego.

Proceso de pirólisis y comportamiento del fuego

La pirólisis ocurre cuando los materiales sólidos y líquidos se calientan hasta producir vapores inflamables. Este proceso es crítico en la combustión y puede ser influenciado por la naturaleza del material. El color de las llamas puede variar según el material involucrado en la combustión, indicando diferentes temperaturas y sustancias quemadas.

Propagación del calor

El calor generado por un incendio puede propagarse de tres maneras principales: convección, conducción y radiación. Cada método tiene características únicas y juega un papel crucial en la dinámica y la expansión del fuego.

Ignición y sus mecanismos

La ignición ocurre cuando se cumplen todas las condiciones necesarias para iniciar un fuego. Las fuentes de ignición pueden ser diversas, incluyendo reacciones químicas, fricción, radiación solar, y electricidad. Las temperaturas críticas, como el punto de inflamación y el punto de autoignición, son fundamentales para entender los diferentes tipos de ignición.

Tipos de fuego

Fuego lento y combustión sin llama

No todos los incendios producen llamas visibles. Un fuego lento puede ocurrir en materiales como la celulosa, creando un carbón sólido y liberando humo espeso. Estos fuegos pueden ser especialmente peligrosos debido a su capacidad para quemar durante períodos prolongados sin ser detectados.

Combustión espontánea

Este fenómeno ocurre cuando un material se enciende sin una fuente de ignición externa, a menudo debido a reacciones químicas internas que generan suficiente calor para iniciar un incendio.

Examen y análisis del lugar del incendio

Seguridad y evaluación de riesgos

Antes de comenzar la investigación, es crucial realizar una evaluación dinámica de los riesgos para garantizar que la escena sea segura para los investigadores y otros profesionales.

Recopilación de testimonios

Los testigos pueden proporcionar información valiosa sobre las condiciones previas al incendio y las actividades sospechosas observadas. Sin embargo, la fiabilidad de los testigos debe evaluarse cuidadosamente.

Documentación y análisis de la escena

El sitio del incendio debe tratarse con el mismo rigor que una escena del crimen, documentando meticulosamente todas las pruebas y observaciones. Esto incluye la creación de un plano detallado del sitio y un examen exhaustivo de todas las entradas y posibles fuentes de ignición.

Investigación específica de incendios provocados

Las investigaciones de incendios provocados son cruciales cuando se sospecha que un incendio ha sido provocado intencionadamente. Estas investigaciones requieren un enfoque especializado debido a la posible implicación de intenciones delictivas. El objetivo principal es determinar si el incendio fue accidental, natural o deliberado. Estos son los componentes clave de una investigación de incendio provocado:

  1. Recogida de pruebas: La recogida de pruebas en una escena de incendio provocado implica métodos rigurosos similares a los utilizados en otras investigaciones de la escena del crimen. Esto incluye documentar los patrones de quemadura, la presencia de acelerantes y cualquier herramienta o dispositivo que pudiera haber sido utilizado para iniciar el fuego.
  2. Análisis de las quemaduras: Los patrones de quemado proporcionan pistas cruciales en las investigaciones de incendios provocados. Los investigadores buscan quemas localizadas, signos de acelerantes y múltiples puntos de origen, que a menudo son indicativos de incendios provocados.
  3. Detección de acelerantes: La presencia de acelerantes es un claro indicador de incendio provocado. Los investigadores utilizan perros adiestrados para detectar hidrocarburos o equipos sofisticados como cromatógrafos de gases para identificar rastros de líquidos inflamables.
  4. Entrevistas y exploración de motivos: Es esencial comprender los motivos que se esconden tras un presunto incendio provocado. Las entrevistas con propietarios, ocupantes y testigos pueden aportar información sobre posibles motivos, como el fraude al seguro, la venganza o el encubrimiento de otro delito.
  5. Reconstrucción de la escena: Los investigadores de incendios provocados suelen reconstruir la escena para comprender cómo se inició y propagó el fuego. Esto implica analizar los daños y los materiales implicados para establecer el origen y la progresión del fuego.
  6. Colaboración interdisciplinar: La investigación de incendios provocados suele ser un esfuerzo de colaboración en el que participan investigadores de incendios, fuerzas de seguridad, expertos forenses y, en ocasiones, psicólogos, especialmente cuando se elaboran perfiles de presuntos pirómanos.

El objetivo de la investigación de incendios provocados no es sólo determinar si un incendio fue provocado intencionadamente, sino también reunir pruebas suficientes para el enjuiciamiento en caso de que se confirme un acto delictivo. Este meticuloso enfoque garantiza que se tengan en cuenta todos los aspectos técnicos y se identifique con precisión la verdadera causa del incendio.

Conclusión

La investigación de incendios es una ciencia meticulosa que requiere un conocimiento profundo de múltiples disciplinas. Desde entender la química del fuego hasta analizar patrones de quemaduras y recopilar testimonios, cada paso es vital para descubrir la verdad detrás de un incendio.

Daeid, N N, 2005. Fire Investigation. Florida: CRC Press.
Fairgrieve, S I, 2008. Forensic Cremation: Recovery & Analysis. Florida: Taylor & Francis Group.
TC Forensics. [online] Available at: [http://www.tcforensic.com.au
Fire Investigation. (s/f). Aboutforensics.co.uk. Recuperado el 9 de noviembre de 2021, de https://aboutforensics.co.uk/fire-investigation/