Jim Crow y como los prejuicios sobre los afro-americanos siguen afectando a las detenciones en masa

Estados Unidos, con sólo el 5% de la población mundial, encarcela a casi el 20% de los presos del mundo. En el punto álgido de la era del encarcelamiento masivo, en el año 2000, se preveía que uno de cada tres hombres negros sería encarcelado a lo largo de su vida, en comparación con uno de cada 17 hombres blancos. Las disparidades raciales del sistema penal-legal están bien documentadas, en particular para las poblaciones negras. ¿Cómo podemos entender los orígenes de estas disparidades raciales en el encarcelamiento masivo para reducirlas o eliminarlas?

La historia de las leyes de Jim Crow

Las leyes Jim Crow eran un conjunto de estatutos estatales y locales que legalizaban la segregación racial. Llamadas así por el personaje de un espectáculo de música negra, las leyes -que existieron durante unos 100 años, desde la época posterior a la Guerra Civil hasta 1968- estaban destinadas a marginar a los afroamericanos negándoles el derecho al voto, al empleo, a la educación y a otras oportunidades. Quienes intentaban desafiar las leyes de Jim Crow se enfrentaban a menudo a detenciones, multas, penas de cárcel, violencia y muerte.

El sistema de castas raciales de Jim Crow funcionó principalmente, aunque no exclusivamente, en los estados del sur y de la frontera, entre 1877 y mediados de la década de 1960. Jim Crow era más que una serie de rígidas leyes contra los negros. Era una forma de vida. Bajo Jim Crow, los afroamericanos fueron relegados a la condición de ciudadanos de segunda clase. Jim Crow representaba la legitimación del racismo contra los negros. Muchos ministros y teólogos cristianos enseñaban que los blancos eran el pueblo elegido, que los negros estaban malditos para ser siervos y que Dios apoyaba la segregación racial. Los craneólogos, eugenistas, frenólogos y darwinistas sociales, en todos los niveles educativos, reforzaron la creencia de que los negros eran innatamente inferiores a los blancos desde el punto de vista intelectual y cultural. Los políticos a favor de la segregación pronunciaron elocuentes discursos sobre el gran peligro de la integración: la mestización de la raza blanca. Los escritores de periódicos y revistas se referían habitualmente a los negros como negros, coons y darkies. Todas las instituciones sociales importantes reflejaban y apoyaban la opresión de los negros.

The New Jim Crow

Podría decirse que el relato más famoso sobre el racismo contra los negros y el encarcelamiento masivo, «The New Jim Crow», sigue siendo una obra que marca un hito en la literatura sobre prisiones. Al trazar paralelismos entre la esclavitud, Jim Crow y el encarcelamiento masivo, la profesora de derecho Michelle Alexander conecta la justicia penal actual con la larga historia del control racial estadounidense para demostrar cómo el encarcelamiento se dirige a la comunidad negra. El argumento de Alexander se basa en los principales hallazgos sociológicos sobre el control racial, incluidos los estudios de Loïc Wacquant, Michael Tonry y otros.

Alexander recorre la historia del derecho al voto para mostrar las conexiones entre la esclavitud, Jim Crow y el encarcelamiento masivo. Aunque los hombres negros obtuvieron el derecho al voto tras la abolición de la esclavitud, durante Jim Crow estos derechos de voto fueron sistemáticamente violados. En 1940, sólo el 3% de los afroamericanos de Luisiana estaban registrados para votar. Aunque la Ley de Derecho al Voto de 1965 reafirmó estos derechos, los problemas de privación del derecho al voto se mantuvieron, sobre todo a medida que se desarrollaba el encarcelamiento masivo y más individuos negros perdían su derecho al voto. En la actualidad, se calcula que uno de cada 16 adultos negros en Estados Unidos no puede votar debido a una condena por delito grave. Desde el punto de vista de Alexander, las prisiones no son más que la última forma de control racial en Estados Unidos, que limita los derechos y los medios de vida de los negros estadounidenses.

¿De qué raza es el delito?

La negritud estaba intrínsecamente relacionada con la delincuencia a finales del siglo XIX como justificación de la discriminación y la desigualdad en Estados Unidos. De este modo, la propia categoría de delito se ha visto racializado, de modo que se asocia a los negros con la actividad delictiva. Este mito sigue influyendo en la percepción de la delincuencia; por ejemplo, los blancos sobrestiman el nivel de delincuencia que cometen los negros y los hispanos, y las representaciones de los medios de comunicación refuerzan sistemáticamente esta imagen.

El profesor de derecho James Forman presenta una historia diferente al relatar cómo los líderes negros abogaron por políticas de mano dura contra la delincuencia para proteger a sus propias comunidades. Al ver el daño que las drogas y la violencia causaban en sus comunidades, los votantes y políticos negros buscaron soluciones, incluyendo políticas que inevitablemente contribuyeron al encarcelamiento masivo, como el endurecimiento de los castigos. Al hacerlo, Forman demuestra que los afroamericanos no fueron únicamente las víctimas del movimiento de la ley y el orden. Al relatar los matices de estas políticas, sostiene que The New Jim Crow simplifica en exceso los orígenes del encarcelamiento masivo, aunque ayuda a arrojar luz sobre su injusticia.

Actualidad penitenciaria

Después de cuatro décadas de aumento, la larga ola de encarcelamiento masivo por motivos raciales puede estar retrocediendo. Desde 2009, la tasa general de encarcelamiento en EE.UU. ha descendido alrededor de un 17% y la tasa de encarcelamiento de los negros ha disminuido un 29%. Sin embargo, siguen existiendo enormes disparidades raciales, y la comunidad negra sigue sufriendo de forma desproporcionada el encarcelamiento masivo en Estados Unidos. ¿Cómo se ha llegado a esta situación y cómo podemos detenerla? Estas diferentes visiones de las disparidades raciales del encarcelamiento masivo son significativas porque pueden ayudar a los estudiosos, a los activistas y al público a considerar posibles caminos hacia la justicia. Las ciencias sociales han avanzado mucho en la comprensión de las causas históricas del encarcelamiento masivo, lo que es esencial para imaginar un futuro diferente y más justo.

Fuente
Michelle Alexander. 2010. The New Jim Crow: Mass Incarceration in the Age of Colorblindness. La Vergne: The New Press.

Loïc Wacquant. 2000. “The New `Peculiar Institution’:: On the Prison as Surrogate Ghetto.” Theoretical Criminology 4(3):377–89.

Michael Tonry. 1995. Malign Neglect: Race, Crime, and Punishment in America. Oxford University Press.

Khalil Gibran Muhammad. 2010. The Condemnation of Blackness: Race, Crime, and the Making of Modern Urban America. Cambridge, Mass: Harvard University Press.

James Forman. 2017. Locking up Our Own: Crime and Punishment in Black America. First edition.. New York: Farrar, Straus and Giroux.

James Forman. 2012. “Racial Critiques of Mass Incarceration.” New York University Law Review 87:46.

The Society Pages. (s/f). Historical roots of racialized mass incarceration – there’s research on that. Thesocietypages.org. Recuperado el 9 de noviembre de 2021, de https://thesocietypages.org/trot/2021/02/22/historical-roots-of-racialized-mass-incarceration/

Entomotoxicología forense

Entomotoxicología y la detección de xenobióticos Hasta ahora, el término entomotoxicología sólo se ha utilizado en las ciencias médico-legales. Sin embargo, la entomotoxicología en su conjunto tiene un alcance mucho…

Métodos de Investigación

¿Cuáles son los métodos de investigación más comunes en Criminología? Los métodos de investigación son procedimientos para obtener información sobre fenómenos individuales y/o grupales con el fin de crear una…

¿Por qué algunos testimonios no son fiables?

Lo irónico es que cuando la vida, la libertad, la reputación o el dinero de otra persona dependen de la fiabilidad de un simple recuerdo de algo -y ese «algo» puede haber sido visto fugazmente, quizá con mala luz, sin contexto o incluso con un truco de ojo- el porcentaje de declaraciones falsas de testigos es muy alto.

¿Quieres conocer las últimas noticias criminológicas?¡Visita nuestro canal de Telegram para estar informado!