Criminalística

¿Qué es la criminalística?

La criminalística es una subdivisión de las ciencias forenses. Los términos criminalística y ciencias forenses se confunden a menudo y se utilizan indistintamente. Las ciencias forenses abarcan una variedad de disciplinas científicas como la medicina, la toxicología, la antropología, la entomología, la ingeniería, la odontología y, por supuesto, la criminalística. Es muy difícil dar una definición exacta de la criminalística, o el alcance de su aplicación, ya que varía de un lugar o país a otro.

Sin embargo, la American Board of Criminalistics define la criminalística como «aquella profesión y disciplina científica dirigida al reconocimiento, identificación, individualización y evaluación de la evidencia física mediante la aplicación de las ciencias físicas y naturales a los asuntos de las ciencias del derecho.» La Asociación de Criminalística de California ofrece una definición ligeramente diferente «aquella ocupación profesional que se ocupa del análisis y examen científico de las pruebas físicas, su interpretación y su presentación ante los tribunales». Estas definiciones son muy similares a las utilizadas para las ciencias forenses, ya que ambas disciplinas tienen como objetivo proporcionar un análisis científico de las pruebas para el sistema legal.

¿Qué funciones realiza un criminalista?

Los criminalistas utilizan sus conocimientos de ciencias físicas y naturales para examinar y analizar todas las pruebas de la escena del crimen. Preparan informes escritos de sus hallazgos y pueden tener que presentar sus informes ante un tribunal. Un criminalista no participa en la determinación de la culpabilidad o la inocencia de un acusado, sino que su trabajo consiste en presentar un análisis objetivo de las pruebas.

Los criminalistas necesitan varias habilidades clave para tener éxito en su trabajo. Deben ser detallistas y tener una excelente capacidad de comunicación escrita y verbal. También deben tener una gran capacidad de pensamiento crítico y de resolución de problemas y una sólida formación en ciencias, estadística, física, matemáticas y ética.

La mayor parte del trabajo de un criminalista se realiza en un laboratorio, a menos que se especialice en la investigación de la escena del crimen. Su trabajo suele incluir reconocer qué información es importante, recoger y analizar las pruebas sin contaminarlas y organizar toda la información y las pruebas de forma coherente.

Campos de estudio y pruebas en la Criminalística

Los criminalistas analizan, comparan, identifican e interpretan las pruebas físicas y luego informan de los resultados para su uso en el sistema judicial.  Los laboratorios forenses tienen dos funciones principales: 1. identificar las pruebas y 2. relacionar individuos, objetos y lugares a través de las pruebas físicas.  La función principal del criminalista es aplicar objetivamente las técnicas de procesamiento científico estándar de las ciencias físicas y naturales para examinar las pruebas físicas.  Las pruebas físicas pueden ser cualquier cosa.  Pueden ser tan sutiles como el olor de un gas inflamable en un incendio provocado o tan evidentes como un charco de sangre en la escena de un homicidio.  La enorme variedad de material pone a prueba el ingenio del criminalista, que examina e identifica el pelo, las fibras, la sangre, las manchas de semen y otros fluidos corporales, las drogas, la pintura, el vidrio, los productos botánicos, la tierra, los productos inflamables y el material aislante de seguridad; restaura las marcas borradas, emborronadas o manchadas; e identifica las armas de fuego y compara las balas disparadas, las marcas de las herramientas y las huellas del calzado.  En la mayoría de los casos, la cantidad de pruebas que hay que analizar es muy pequeña, como una gota de sangre, un pelo o un trozo de vidrio, pero puede ser un vehículo u otro objeto de gran tamaño.

La criminalística tiene muchos campos de especialización. Las especialidades incluyen, entre otras, las siguientes:

  • Alcohol y drogas
  • Incendios provocados
  • Salpicaduras de sangre y tejidos
  • Informática forense
  • ADN
  • Explosiones
  • Serología (examen y análisis de fluidos corporales)
  • Toxicología
  • Armas de fuego y marcas de herramientas
  • Pruebas de rastreo
  • Vida silvestre (análisis de pruebas contra cazadores furtivos)